Beginbook Ediciones


Libros, periódicos, discos...

Catálogo Beginbook Ediciones

Los libros se los enviamos por mensajería

Moya, alfarería popular de tradición aborigen

Moya, alfarería popular de tradición aborigen

Francisco Romero Roque. Historia. 1 Edición. 2010. cartoné. 20x18 cm. 58 p. ISBN: 978-84-938500-3-6

Las as Islas Canarias siempre han recreado un halo de misterio que las ha acompañado hasta nuestros días. Archipiélago que ha navegado desde la antigüedad ligado a una mitología grecolatina, que aún a día de hoy, sigue vigente en la geografía mítica del Atlán-tico y en la imaginación de muchos.
Aunque disputándose el honor con otros lugares del mundo, Canarias también ha figurado siempre como uno de esos posibles territorios legendarios, que recogidos en la antigua literatura griega, hacen referencia a lugares mitológicos como el de la desaparecida Atlántida u otros del imaginario heleno.
Cuántos autores han creído ver en estas islas el lugar donde el filósofo Platón ubicó el remoto continente desaparecido de la Atlántida; y Homero, el famoso rapsoda griego, que en su obra “La Odisea” habla de “Los Campos Elíseos”, aludiendo a un lugar de deleite que los dioses tienen reservado al héroe Menelao y que muchos han situado también en Canarias.
Del mismo modo, el poeta Hesíodo, en su obra Teogonía, describe el “Jardín de las Hespérides”, pudiendo referirse a estas islas cuando describiendo su ubicación señala textualmente “al otro lado del ilustre océano”, reseña que para muchos autores es una clara referencia al océano Atlántico y al Archipiélago Canario. Este mismo autor, en su obra “Los trabajos y los días” habla del mito de “Las Islas Afortunadas”, lugar al que iban a morar las almas de los bienaventurados, “hacia los confines de la tierra,… junto al océano de profundas corrientes,…”, nombre además, el de afortunadas y bienaventuradas, con el que los romanos bautizarán a estas islas, allá por el siglo I d.c.
Sin embargo, este archipiélago de origen volcánico, además de fuente de inspiración para escritores, poetas, historiadores o nave-gantes, son islas de lava y de gases surgidas desde las profundidades de la corteza oceá-nica, que hace aproximadamente unos 2.500 años fueron colonizadas por pobladores llegados desde el norte de África. En el caso de la isla de Gran Canaria, ocupada por los “canarii”, tribu que en el pasado habitó la cordillera del Atlas Marroquí.
Una de las primeras referencias escritas en las que se hace mención a esta correlación la ofrece el general romano C. Suetonius Paulinus en el año 42 d.c.. También, Abreu y Galindo, en su “Crónicas de la conquista” (II, 1, 30, 1977:147), hace alusión a esta relación cuando al respecto señala que -“En las faldas del Monte Atlas, en África, hay unos pueblos que llaman los naturales de aquella región canarios, y podría ser que el primero que descubrió esta isla fuese de aquellos pueblos, y a contemplación de su tierra la llamase Canaria”-. Avalan esta tesis estudios efectuados por diversos investigadores. En este sentido, cabe resaltar los realizados por el Conserva-dor del Museo Arqueológico de Tenerife y Doctor en Prehistoria por la Universidad de La Laguna, Don José Juan Jiménez González. Sus estudios han quedado reflejados en obras como “Los canarios: una tribu beréber del Gran Atlas” o “Los canarios. Etnohistoria y arqueología”.
Evidentemente, estas poblaciones cuando llegan a las islas traen consigo desde sus lugares de procedencia su bagaje cultural,
adecuándose con el tiempo al nuevo terri-torio. Su forma de hacer la cerámica fue una de esas tradiciones exportadas a la nueva tierra insular. En la cerámica aborigen, al igual que en la cerámica popular canaria actual, las similitudes hay que buscarlas en el Magreb, en especial entre la población bereber.
Al igual que en la Canarias prehispánica, la actividad locera en el ámbito bereber era, y es aún a día de hoy, labor propia de mujeres. Así, las últimas alfareras de la zona bereber
del Rif siguen trabajando la cerámica fiel a sus ancestrales técnicas de producción, mo-delando las piezas a mano sin torno, y co-ciéndolas en el suelo a cielo abierto.
Es incuestionable que la técnica empleada para la elaboración de las piezas de barro es la misma o muy similar, desde tiempos prehispánicos hasta la actualidad, a lo largo de todo el Magreb. Allí se observan hornos de dos cámaras en algunos lugares, mientras que en otros la loza se cuece en una simple oquedad hecha en el suelo, tal y como lo hacían los antiguos aborígenes canarios. Éstos las realizaban mediante la preparación de un hoyo bajo tierra, tal como recogen las fuentes etnohistóricas para Gran Canaria, semienterrada las piezas o al aire libre, con protección de ramas o muretes.
En sus estudios sobre la cerámica púnica el prestigioso profesor Pierre Cintas afirma que “las formas hechas hoy para el uso diario y casero en el campo [en el Magreb] son aquellas que se hacían en la época púnica”, señalando que entre las piezas de uso más común, y que guardan mayor parecido, destacan las ollas, los platos, orzas, tostadores y recipientes de agua. Los del Atlas son enor-memente parecidos a las tallas canarias.
Con esta publicación intentaré aproxi-marme de forma somera, sencilla, amena y didáctica al mundo de la alfarería tradicional canaria, a sus orígenes, al proceso de elabo-ración y a sus antecedentes en el municipio de Moya.
Es también un deseo por mantener viva una tradición que es, además, parte de nuestro legado cultural heredado, una seña de identidad más que no debemos perder.
Sin más pretensiones, y solo con este propósito de divulgación y de salvaguarda de esta ancestral actividad artesanal, surge esta publicación. Si con esta modesta obra logro al menos concienciar sobre la importancia de su supervivencia, revalorizando ésta, estaré satisfecho de haber concluido con una noble empresa.
Espero, amigo lector, que esta publicación sea de tu agrado, y sobre todo que con ella sepas comprender la importancia que tiene el mantener vivas nuestras tradiciones.

1. INTRODUCCIÓN, 7
2. MOYA, ESPACIO GEOGRÁFICO E HISTÓRICO, 11
3. ALFARERÍA TRADICIONAL ABORIGEN, 19
4. ANTECEDENTES DE LA ALFARERÍA TRADICIONAL CANARIA EN LA VILLA DE MOYA, 25
5. EL PROCESO DE ELABORACIÓN ALFARERO, 33
6. ALGUNAS DE LAS PIEZAS DE LOZA TRADICIONAL CANARIA ANTAÑO MÁS USADAS EN MOYA, 41
7. MATERIALES Y HERRAMIENTAS DE TRABAJO, 47
GLOSARIO, 50


Precio:
8,84 €
incluidos impuestos 4%
0,34 €

Más gastos de envío y tramitación.



Términos y condiciones - Nota de envio





 
Email